Acciones que empeoran el acné

La presencia de acné (principalmente en nuestro rostro) implica un problema de salud, aunque generalmente se le da mayor importancia al legado estético que este deja a la persona que lo padece.

Generalmente la presencia de granos en las personas cobra una mayor notoriedad en el rostro y esto es provocado por cambios hormonales. Estos cambios (generalmente en el periodo de la adolescencia), son un síntoma secundario a una enfermedad o bien como efecto secundario por el consumo por un determinado tipo de medicamento.

acciones que empeoran el acné

Hay muchas más circunstancias en las cuales se ve favorecida la generación de acné, pero aplicando un poco de educación y prevención, la piel puede mantenerse sana, sin la presencia de granos, o en su defecto, con la menor cantidad posible de acné.

Anteriormente mencionamos algunas acciones que pueden perjudicar la salud de tu piel y favorecer la presencia de granos en la misma, por eso, a continuación detallaremos una lista con más acciones que empeoran el acné.

¿Qué cosas empeoran el acné?

Una de las cosas más dañinas para tu piel y que empeoran el estado del los granos, es la propia manipulación de los mismos. Primero y principal porque se pueden generar infecciones a corto plazo que pueden derivar a otras complicaciones. Además está lo que se genera a largo plazo: las típicas cicatrices que dejan marcada tu piel luego de haber manipulado de manera intrusiva los granos.

Las cicatrices del acné generalmente solo se pueden atenuar y no solucionar del todo (varía según la complejidad), por lo que es imperativo de que no manipules los granos presentes en tu piel, especialmente en tu rostro.

acciones que empeoran el acné

La alimentación rica en grasas saturadas también es precursora agravante del acné. Se recomienda hacer una dieta equilibrada entre alimentos vegetativos ricos en vitaminas (frutas y verduras) y pescado y sus derivados. Los alimentos procesados tampoco son una buena compañía para el acné.

Otra circunstancia que empeora el estado inflamatorioes la utilización de productos que bloqueen los poros de la epidermis. Estos poros cumplen la función vital de oxigenar a nuestra piel. Además, proporcionan una vía de salida para que nuestro cuerpo pueda segregar los desechos diarios (sales, grasas, etc) derivados de los procesos químicos que se llevan a cabo en nuestro cuerpo.

La utilización de productos para belleza (entre otros) generalmente provocan un taponamiento de los poros de la piel. Esto hace que las secreciones de nuestro organismo queden atrapadas debajo de la epidermis, provocando una inflamación localizada y por ende la presencia de granos.

A pesar de toda la información de la que disponemos, siguen sobrevolándonos una gran cantidad de mitos. No siempre lo que se escucha es cierto.

Leave a Reply