Acné juvenil

¿Qué es el acné juvenil?

El acné juvenil es ese acné que aparece en muchos de nosotros cuando atravesamos esa etapa de la vida llamada pubertad. Más del 80% de los jóvenes sufren acné durante esa etapa. Este tipo de acné se expresa en forma de pápulas, pústulas, puntos negros, quistes repletos de pus y en ocasiones lesiones infectadas.

Evidentemente cada uno de nosotros sufre el acné de maneras diferentes. La gravedad del acné juvenil viene determinada por distintos factores: la reestructuración que sufre la piel, la presencia de algunas hormonas así como el sebo y las bacterias que se acumulan. Estos factores son los que determinan la gravedad del acné juvenil que puede ir desde un acné leve a un acné grave.

Las zonas afectadas suelen ser la cara, los hombros, el cuello y la espalda.

tratamientos para el acné juvenil

Síntomas del acné juvenil

Como hemos dicho, los síntomas son evidentes a simple vista. El inicio de la edad pre-adolescente junto a los siguientes elementos son prácticamente una prueba irrefutable del acné juvenil:

Acné leve:

  • Puntos blancos o comedones
  • Puntos negros

Acné grave:

  • Quistes
  • Lesiones infectadas

La zona del cuerpo que más sufre el acné juvenil es la superior (cara, hombros, cuello y espalda).

En esta edad tenemos que tener en cuenta algunas recomendaciones para no empeorar el problema.

Es importante no intentar rasgar o pellizcar los granos o espinillas que puedan aparecer ya que podrían dejar una cicatriz permanente.

Siempre recomendamos consultar a un especialista y que sea él quien diagnostique el padecimiento del acné. Sin embargo, estos síntomas son claros del acné juvenil.

Causas

Durante el período de la pubertad las glándulas suprarrenales (ovarios y testículos) secretan una gran cantidad de hormonas sexuales. Estas hormonas estimulan de manera intensa las glándulas sebáceas de la piel. Las glándulas sebáceas son las que se encargan de secretar el sebo (sustancia grasa que lubrifica la epidermis) en ocasiones excesivo. Si ese sebo excesivo no se puede eliminar correctamente, se acumula en los poros de la piel y los tapona. De esta manera se crean los comedones que si se rompen pueden causar hinchazón y dolor.

tratamientos para el acné juvenil

Tratamiento para el acné juvenil

Ahora vamos a ver los posibles tratamientos según la gravedad del acné que se sufre.

Acné leve

El acné leve es el que acné más común en la adolescencia y a la vez el más fácil de remediar. Para tratarlo basta con recurrir a productos del tipo cremas, geles o lociones aplicándolas 1-2 veces diarias.

Uno de los productos naturales más eficaces para tratar el acné juvenil leve o muy leve es el aloe vera. Aquí puedes ver las propiedades del aloe vera.

Acné grave

Si nuestro acné empieza a ser más contundente deberemos visitar al médico. Él será quien diagnostique y nos diga lo que tenemos que tomar.

Generalmente, para el acné grave se suele optar por tratamientos con antibióticos. Estos antibióticos sirven para evitar la proliferación y actividad de los gérmenes encargados de infectar. Pasados 3 meses los resultados empiezan a ser visibles y el médico decide si es suficiente o no.

Acné muy grave

En el caso de sufrir un acné vulgar y muy persistente, es posible que los antibióticos no sean suficiente. Es entonces cuando se recurre a la Isotretinoína. Éste fármaco se emplea para reducir la cantidad de sebo que se secreta, reduciendo la medida de las glándulas sebáceas. Además también es antiinflamatorio y antimicrobiano.

tratamientos para el acné juvenil

Los tratamientos para el acné agresivo (grave y muy grave) puede ocasionar algunas molestias para el día a día como:

  • Labios cortados.
  • Piel muy seca.
  • Evitar la exposición solar.
  • Evitar el consumo de alcohol o drogas.

También pueden desencadenar una gran cantidad de efectos secundarios. Es por ello que el médico tiene que supervisar periódicamente el tratamiento para tomar medidas si alguna cosa saliera mal.

Leave a Reply