Categoría: Conocimientos

Cáncer de piel – 5 consejos para prevenirlo

prevenir el cáncer de piel

Una de las grandes preocupaciones de nuestros días son las enfermedades que podemos contraer. Entre ellas está el temido cáncer. Es algo que los humanos todavía estamos intentando controlar y parece que poco a poco lo conseguimos, pero hay mucho camino por recorrer. Sin embargo, a pesar de la falta de conocimientos para llegar a hallar una cura, tenemos claros algunos factores que pueden desencadenarlo. Evitar estos factores es clave para esquivar el cáncer todo lo posible. En nuestro caso, vamos a hablar del cáncer de piel.

Sabemos que es algo aleatorio, le puede tocar a cualquier persona, pero podemos reducir las probabilidades con unos pequeños hábitos.

El cáncer de piel es uno de los más escuchados en playas y piscinas, o en épocas de mucho calor y exposición al sol. Antes de explicar cómo podemos evitarlos, vamos a contar qué tipos de cáncer de piel podemos sufrir.

Cáncer de células basales y escamosas.

Este tipo de cáncer es de los más comunes en cuanto a cáncer de piel, y en la gran mayoría de los casos no representa un grave riesgo para la vida. Éstos tipos de cáncer se expresan sobretodo en las zonas más expuestas al sol como el cuello o la cabeza.

A pesar de ser relativamente curables, hay que tener en cuenta que siempre hay que tratarlo a tiempo, ya que de no hacerlo se pueden ver afectados órganos y el problema se puede volver más grave.

Melanoma

El melanoma se origina en los melanocitos, que son los encargados de dar a nuestra piel ese tono moreno cuando nos bronceamos. Muchos de nosotros padecemos de los crecimientos benignos de los melanocitos, que solemos llamar lunares.

En el caso de los melanomas, aparecen más frecuentemente en el torso de los hombres o en las piernas de las mujeres, aunque pueden aparecer en todo el cuerpo. A diferencia del cáncer de células basales y escamosas, éste tipo de cáncer es necesario tratarlo con sumo cuidado y en fases tempranas, ya que de no hacerlo, la probabilidad de expandirse a lo largo del cuerpo es mucho mayor. Si se extiende es muy difícil de tratar y las consecuencias pueden llegar a ser fatales.

5 acciones que nos ayudarán a prevenir el cáncer de piel

De la misma manera que para tratar algunos tipos de acné, las recomendaciones para evitar el cáncer se pueden llegar a parecer. Pero para dejarlas claras, aquí os las mostramos:

1- Usa abundante protección solar cuando vayas a realizar una sesión de bronceado.

Una buena crema solar es aquella resistente al agua y con un gran espectro con un factor de protección solar (SPF) superior a 30. A pesar de que la crema sea resistente al agua, es conveniente reaplicarla después de sudar o nadar. También es conveniente usarla en días nublados, ya que el riesgo sigue existiendo.

2- Usar ropa que nos proteja del sol.

En verano, cuando el riesgo es mayor, es difícil usar ropa de manga larga para que nos proteja del sol. Sin embargo es interesante tratar de evitar el sol, ya sea con un sombrero, gorra, camisas finas, etc. Y sobretodo, usar siempre gafas de sol.

3- Evitar la exposición al sol en las horas de más riesgo.

Entre las 10h y las 14h el sol nos baña con sus rayos más potentes, así que es conveniente evitar esas horas. Podemos tomar el sol antes o después, y evitar esas horas peligrosas para nuestra piel.

4- Cuidado con los agentes reflectantes.

Algunos elementos como el agua, la arena o la nieve pueden intensificar los rayos solares. Con lo cual, si estamos en la playa, la piscina o esquiando, es conveniente tener esto en cuenta y protegernos más, si cabe.

5- Evitar las cabinas de bronceados

Siempre es preferible que quien nos broncee sea el sol antes que una cabina de rayos UV. Estos rayos también pueden causar cáncer. Por lo tanto es más seguro broncearse en la playa o la piscina, con protección y en horas de exposición media.

Ahora que ya conoces cómo reducir el riesgo de sufrir cáncer de piel, empieza a aplicarlos. Recuerda que nos servirá tanto para verano como para invierno, pues el sol siempre está presente.

 

Tipos de espinillas – Identifícalas

Que levante la mano quien no se haya levantado una mañana y se haya visto sorprendido por una espinilla. Antes de que cunda el pánico, hay que saber identificar de cual de todos los tipos de espinillas se trata. Al haber unas cuantas variedades, vamos a dedicar este post a describirlas una por una. Tal vez si las conoces no parezcan tan agresivas.

Para empezar hay que saber que el acné se clasifica en dos clases: Acné inflamatorio y acné no inflamatorio.

Tipos de espinillas no-inflamatorias.

Éste acné se diferencia del inflamatorio por ser una simple obstrucción de los poros de la piel en los folículos pilosos. La mezcla de células muertas y sebo se acumula aquí y genera los siguientes tipos de espinillas:

Puntos blancos

Estos puntos blancos son exactamente lo que hemos descrito en cuanto a acné no inflamatorio, restos de células y sebo acumuladas en los folículos pilosos de los poros de la piel.

Puntos negros

Los puntos negros son la siguiente fase de los puntos blancos. Una vez el punto blanco se ha expuesto al aire, se oxida y se torna de un color más oscuro.tipos de espinillas

Tipos de espinillas inflamatorias

La mayor diferencia entre el acné no inflamatorio y el inflamatorio es la presencia de infección bacteriana. Si esos restos que hemos comentado se infectan causan el acné inflamatorio.

En éste acné tenemos los siguientes tipos de espinillas:

Pápulas

Son las protuberancias rojizas que aparecen en ocasiones y que son muy sensibles al tacto, causando un dolor bastante molesto cuando las tocamos.

Pústulas

Las pústulas son, como los puntos negros, la siguiente fase de las pápulas. Una pústula es una pápula en la que ha aparecido pus.

Nódulos

Los nódulos son otro tipo de protuberancias que aparecen debajo de la piel causadas por la infección de las bacterias en los poros. Los nódulos también son dolorosos aunque pueden desaparecer pasado un tiempo relativamente corto.

Lesiones quísticas

Éstas lesiones son protuberancias llenas de pus, de un color rojizo y dolorosas. A diferencia de los nódulos, las lesiones quísticas se notan como bolsitas al tacto.

Estos son todos los tipos de espinillas con los que nos podemos encontrar. Ahora que ya sabemos identificarlos, podremos decidir la mejor manera de tratarlas. Para los casos del acné no inflamatorio, recomendamos aplicar la siguiente crema y dejar actuar.

Si ya usas alguna crema antiacné, te será perfectamente válida también. Ahora que sabes identificar las espinillas, no dejes que ninguna te oscurezca un gran día.
 

Aguacate para la piel: Los 5 beneficios

El aguacate tiene multiples beneficios. Es el alimento de moda y cada vez se usa más cuando buscamos mejorar nuestra dieta. Sin embargo, el aguacate no sólo sirve para mejorar nuestra dieta y ayudarnos a perder esos kilos de más. Esta fruta nos sirve también para mejorar el aspecto de nuestra piel. Así que a continuación te mostraremos 5 beneficios del aguacate para la piel:

1- Reduce las escamas de la Psoriasis

Esta enfermedad inflamatoria se expresa en forma de escama sobre la piel. No es una enfermedad contagiosa, pero si que es posible heredarla. Gracias a la aplicación del aceite del aguacate conseguimos reducir en cierta medida estas escamas que resultan molestas para quien las sufre.

aguacate para la piel

2- Gran protector solar

Ya hemos hablado en alguna otra ocasión que es necesario contar con un buen protector solar en verano para cuidar tu piel. Y este es precisamente otro de los beneficios del aguacate. En verano puedes usar el aguacate como forma de prevención ante quemaduras. También es eficaz para las quemaduras una vez sufridas.

3- Reduce el acné en la piel

Consumir frecuentemente aguacate, ya sea en la ensalada, cremas o cualquier otro método, mejora la calidad de la piel. Gracias a ello prevendremos la aparición de espinillas. Si lo que queremos es tener una piel suave y sin imperfecciones, hay que añadir el aguacate a nuestra dieta.

4- Reduce arrugas y manchas de la edad

El aguacate aplicado junto a la manteca de cacao es un gran aliado contra las arrugas. Esta combinación reduce las arrugas y le dan a la piel un tono mucho más joven y brillante.

5- Hidrata la piel con el aguacate

Esta fruta es perfecta como remedio a la sequedad. Sus propiedades consiguen que sea un hidratante natural. De hecho, una gran cantidad de cremas hidratantes y limpiadoras lo incorporan entre sus ingredientes. Aplicar aguacate para la piel también nos sirve en casos de picor moderado.

Como veis, contar a menudo con esta fruto es una genial idea. Y además, no hay que olvidar su increíble sabor. El aguacate es la fruta de moda.

 

 

5 consejos para cuidar tu piel en verano

La llegada del verano implica muchos cambios en nuestro ritmo de vida. Nuestro organismo se ve afectado por estos cambios. Es por eso que es importante saber como cuidar tu piel de la mejor manera. Si quieres saber cómo hacerlo, no pierdas atención a los siguientes consejos que hemos preparado para ti:

1- Horas para tomar el sol

A todos nos gusta tumbarnos en la arena de la playa, en una hamaca o en cualquier sitio tranquilo y dejarnos bañar por los rayos del sol. El problema es que en ocasiones, esa tranquilidad se puede transformar en sueño, a lo que nuestra piel se expone durante mucho tiempo al sol. Es importante, para cuidar tu piel, conocer qué horas son las mejores para tomar el sol. Para mantener una piel sana es mejor evitar la exposición solar durante las horas centrales del día. Éstas son entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. En esas horas, los rayos del sol son mucho más directos y pueden causarnos más mal que bien. Así que ya sabes, mejor un ratito a primera hora, o durante la tarde. ¡Ah! Y no olvides aplicarte protección solar.

2- Protección solar para cuidar tu piel

El bote de protección solar debe acompañarte allá donde vayas. Es imprescindible, vayas o no a tomar el sol, ya que te protegerá de los rayos ultravioletas. Es conveniente aplicar la crema solar entre 30 y 45 minutos antes de exponerse al sol. De esta manera la piel tiene tiempo de asimilar el producto. Y recuerda, no necesitas gastarte tus ahorros en la crema solar más cara del mercado. Aquí os dejamos un protector solar por menos de 10€.

piz buin crema solar

logo disponible en amazon

3- Hidratación

Parece una obviedad, pero no esta de más recordarlo: en verano hace calor, sí. Así que lo mejor que podemos hacer es mantenernos bien hidratados. El agua es nuestra mejor aliada, y es una buena idea contar con una botella, fuente o cualquier otro método para poder beber agua frecuentemente a lo largo del día. Si privamos al organismo de agua vamos a notar un cansancio fuera de lo normal, y entre otras consecuencias, nuestra piel perderá firmeza, cosa que no queremos.

cuidar tu piel

4- Dieta equilibrada

Aunque este consejo es interesante mantenerlo y realizarlo durante todo el año, su importancia se acentúa cuando llega el verano. Es conveniente reducir el consumo de carnes y alimentos procesados y sustituirlo por fruta y verdura con un alto contenido en vitaminas A, C y E. Esto te ayudará a cuidar tu piel desde el interior ya que nos prevendrá del desgaste celular y regenera y mejora las cicatrices y la aparición de muchos tipos de acné. También ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Así que ya sabes, para lucir una piel bonita, hay que comer bien.

5- Respeta las horas de sueño

Todos conocemos las consecuencias de una noche de fiesta y un buen madrugón al día siguiente. Esas ojeras nos delatan, y son causadas por posiblemente una sola noche. Así que podemos comprobar que las horas de sueño son importantes para mantener una piel con un aspecto increíble. Intenta dormir bien, te sentirás mejor, y de esa manera conseguirás cuidar tu piel. 

Al mismo tiempo también mantendrás una mentalidad positiva.

Esperamos que te hayan servido estos consejos para cuidar tu piel, y este verano luzcas un buen color y una piel sana.

 

 

Buenos hábitos para evitar el acné

Si bien hay cierto tipo de hábitos que fomentan la formación del acné o empeoran el padecimiento, también los hay para evitar este tipo de padecimientos. Antes que nada, poseer el hábito de informarse antes de proceder a una determinada acción, es un buen paso para evitar el acné o hacerlo más llevadero.

buenos hábitos para evitar el acné

Recordando que el acné generalmente se encuentra presente en la adolescencia, debido a los constantes cambios hormonales (entre otras cosas), siempre se debe tener en cuenta la opinión de un dermatólogo para seguir un correcto tratamiento para el acné. Este consejo no solamente va dirigido hacia los adolescentes, sino también a aquellas personas ya mayores de edad que aún siguen padeciendo de esta enfermedad.

Una vez aclarado esto procedemos a dar unos simples tips que te ayudarán a prevenir la formación de granos en tu rostro y en otras partes del cuerpo.

Correcta alimentación

Un buen hábito no sólo para el cuidado de tu piel, sino para tu salud en general, es mantener una correcta alimentación. Mantener un equilibrio alimenticio entre frutas, verduras, carnes y demás, te ayudará (entre otros hábitos) a reducir la formación de acné.

Mantener una dieta correcta así como una vida activa y apartada del sedentarismo mejora la calidad de vida. No sólo tiene efecto en la piel, sino en muchas otras caras de nuestra salud. Algo realmente importante y que cada día pasa más a un segundo plano.

evitar el acné

Limpieza de la piel

Mantener limpia tu piel, ayuda a que la epidermis logre “oxigenarse” correctamente. Esto involucra lavarse el rostro de manera regular, al menos una vez al día y cuidado con hacer una limpieza excesiva de la piel ya que generaría la irritación de la misma, lo que puede llegar a estimular a las glándulas sebáceas para que generen sebo y por ende se corra un potencial riesgo de formación de acné.

Vale también limpiar la piel luego de usar productos de belleza, esencialmente antes de dormir, ya que si no se elimina correctamente estos productos, principalmente en el rostro, se corre el riesgo de obstaculizar los poros de la piel, provocando que esta se inflame debido a que no hay salida para las secreciones, haciendo que se formen granos.

Hablar con un especialista

Muchas veces el acné es provocado por un determinado tipo de medicamento (acné iatrogénico) por lo que se recomienda siempre consultar a un dermatólogo. El especialista diagnosticará el tipo de acné y tomará la decisión de cuál será el mejor tratamiento a seguir para evitar y/o disminuir la formación de granos. Es conveniente asegurarse de seguir cuidadosamente las instrucciones dadas por el profesional. Sólo haciéndolo de esta manera podremos luchar contra los granos y pústulas.

evitar el acné

No manipular el acné.

Un error muy común y que suele empeorar las cosas, es que las personas que padecen de esta enfermedad tienden a tocar, apretar, reventar los granos con sus dedos. Esto hace que la zona manipulada empeore a causa de una infección, con el riesgo de que esto conlleve a generar cicatrices irreversibles en la piel.

Por esto, un buen hábito es no tocarse la piel con acné y dejar el problema a un especialista.

Mitos sobre el acné

Muchas veces a causa de la desinformación, se generan muchos mitos ante ciertas cosas, en este caso en particular, sobre el padecimiento de acné. Más allá de que el acné conforma un síntoma del mal estado de la salud de la piel, las personas hoy en día le dan mayor importancia al negativo aporte estético que los granos, puntos negros y pústulas dejan en nuestro rostro a corto plazo.

Por esto, las personas han desarrollado erróneamente ciertos conceptos, verdades a medias como mecanismo de defensa ante un posible padecimiento del acné. Gracias a esto, a lo largo del tiempo se han desarrollado mitos sobre el acné y a continuación nombraremos algunos de ellos.

Los productos de belleza generan acné

Esto no es del todo cierto, ya que estos productos por sí solos no causan el desarrollo del acné. Pero lo que lleva realmente a una potencial creación de una erupción cutánea es no hacer un correcto aseo de la piel luego de aplicar maquillaje o cualquier otro producto de belleza. Estos generan una acumulación de materia que tapa los poros de la epidermis y que a su vez origina una inflamación localizada con posterior formación de acné.

maquillaje empeora el acné

Los alimentos ricos en grasa provocan el acné

Parece posible que los alimentos ricos en grasas saturada, en la lógica popular, puedan tener una correlación con la formación de granos. Sin embargo, no hay un estudio que lo afirme, aunque mantener una alimentación sana y variada ayuda a evitar empeorar este tipo de padecimiento.

Lavarse la cara ayuda a reducir el acné

Si bien, en parte esto es cierto, ya que ayuda a mantener limpios los poros de la epidermis, un exceso de limpieza en nuestro rostro puede irritar nuestra piel y empeorar el padecimiento. Claro está, que la correcta limpieza de nuestra piel es una de las medidas para prevenir y reducir el desarrollo del acné, pero no la única.

lavarse la cara para tratar el acné

Manipular los granos ayudan a eliminar el acné

No, totalmente falso, es más ,este tipo de actividades suele empeorar el padecimiento, por lo que puedes lastimar severamente tu piel y generar una infección. Una de las consecuencias de “reventar los granos” con tus propias manos, o inclusive hacerlo con algún objeto punzante, es que dañes tu piel dejando secuelas permanentes en la misma, como pueden ser las tan temidas cicatrices de acné. Otra probabilidad es que infectes aún más la zona afectada, con la supuración del grano reventado y empeores tu situación.

El acné desaparece por sí solo

Si bien esta aseveración es cierta, en la mayoría de los caso toma tiempo a que desaparezca el acné. Aún así, existen tratamientos que pueden acelerar el proceso de desaparición del acné, como así también prevenir la formación del mismo.

Acciones que empeoran el acné

La presencia de acné (principalmente en nuestro rostro) implica un problema de salud, aunque generalmente se le da mayor importancia al legado estético que este deja a la persona que lo padece.

Generalmente la presencia de granos en las personas cobra una mayor notoriedad en el rostro y esto es provocado por cambios hormonales. Estos cambios (generalmente en el periodo de la adolescencia), son un síntoma secundario a una enfermedad o bien como efecto secundario por el consumo por un determinado tipo de medicamento.