Cremas para el acné

El acné es una de las enfermedades de la piel más frecuentes en adolescentes, pero también lo pueden padecer personas mayores de edad. El acné generalmente se presenta en la zona del rostro y se encuentra conformado por pústulas, nódulos, comedones, pápulas que con el tiempo suelen dejar cicatrices en la piel, mayormente conocidas como cicatrices el acné.

Muchas personas que sufren de este tipo de enfermedad recurren a métodos que pueden empeorar su situación y lo peor aún es que lo hacen sin el previo consentimiento de un profesional.

En muchas ocasiones se puede padecer de acné iatrogénico, una variación de la enfermedad que se caracteriza por reaccionar ante el consumo de determinados tipos de medicamentos. Por eso se recomienda no automedicarse y realizar una consulta ante un dermatólogo para que diagnostique el tipo de enfermedad de la piel y el tratamiento correcto a seguir.

Más allá de esto, hay unos tipos de cremas para el acné (en este caso también son considerados como alimento) que ayudan a prevenir, disminuir y aliviar los síntomas del acné. A continuación te nombraremos algunos de ellos.

Cremas para el acné a base de ácido glicólico

Para empezar, vamos a hablar de las manchas. Nos referimos a las marcas que quedan en ocasiones tras haber sufrido acné. Para evitar estas manchas, podemos recurrir a cremas con una base de ácido glicólico. Una marca que apuestan por cremas con ácido glicólico es Clean & Clear. En este caso disponemos de esta crema para el tratamiento de las manchas del acné.

Este ácido, proviene de la caña de azúcar, con lo cual se puede afirmar que es de origen totalmente natural. Dentro del campo de la piel, sus principales propiedades son las siguientes:

  • Es un exfoliante perfecto.
  • Ayuda a humedecer la piel de manera natural.

Las concentraciones para sus cremas y geles van desde un 3% hasta un 10%. Generalmente, los productos con concentraciones altas de ácido glicólico los recetan los especialistas para tratar casos puntuales. No es recomendable usar productos con un % mayor al 10% debido a que podría llegar a ser peligroso.

Cremas a base de ácido salicílico:

Este componente además de secar la grasa (sebo) en los poros, tiene la capacidad antiinflamatoria y mantiene abiertos los poros para prevenir futuras formaciones de espinillas. El kit que se nombró anteriormente también contiene ácido salicílico, pero hay que destacar el Tratamiento Neutrogena Healthy Skin anti-acné y anti-arrugas que tiene un 2% de ácido salicílico y además la crema funciona como un exfoliante, eliminando todas las impurezas de la piel.

Cremas a base de sulfuro y el resorcinol:

Las cremas que tienen estos compuestos son ideales para personas con piel sensible ya que no posee ese efecto irritante en la piel que puede ocasionar otras cremas. El sulfuro en conjunto con el resorcinol actúan como agentes que secan la grasitud de la piel, penetrando en los poros y haciendo que el acné vaya mermando con el tiempo. Una de las cremas que posee estos dos compuestos es el Acnomel que actúa como exfoliante eliminando las impurezas de la piel.

Leave a Reply