Crioterapia para el acné

Vamos a hablar de la crioterapia para el acné. Desde hace ya una buena cantidad de años, el uso del frío es empleado para el tratamientos de diferentes patologías. En el caso de la piel, lo más común es usar nitrógeno líquido.

¿Qué es la crioterapia con nitrógeno líquido?

El nitrógeno líquido tiene la propiedad de ser realmente frío (-196ºC).

La crioterapia con nitrógeno líquido se basa en administrar de manera controlada este producto sobre la lesión a tratar. El proceso dura apenas unos segundos y consiste en congelar las células afectadas, de esta manera podemos tratar diversas afecciones de la piel.

¿Cómo se usa?

En este caso será siempre un profesional quien lleve a cabo el proceso. Se suele usar un aparato parecido a un aerosol que dirige un spray sobre la zona afectada. Es posible que el paciente perciba un leve o moderado dolor, aunque este desaparece al terminar el proceso de congelación.

Otro método para la aplicación de nitrógeno líquido sobre los granos es usar un aplicador con una punta de algodón. El proceso es muy similar al anterior, y los resultados son similares.

En ambos casos, el tiempo de congelación depende de la extensión de la zona a tratar. Sin embargo, no suele ir más allá de los 20 segundos.

crioterapia para el acné

 

¿Cuándo usar crioterapia para el acné?

La crioterapia no es un método al que se deba recurrir siempre. Como hemos comentado muchas veces, será nuestro especialista quien determine el mejor tratamiento para nuestro acné.

Dado que en ocasiones el acné se convierte en un persistente enemigo, es posible que ni las cremas ni algunos medicamentos sean capaces de frenar los síntomas. En algunos casos de acné severo es cuando posiblemente se recurra a la crioterapia.

¿Cómo curar la herida después de la crioterapia?

Tras habernos sometido a una sesión de crioterapia es posible que se muestre hinchazón, enrojecimiento o incluso la aparición de una ampolla. Para tratar estos síntomas es suficiente con aplicar un producto antiséptico tópico como el Betadine (disponible en spray y líquido).

Es conveniente cubrir la zona con un apósito cada 12h. Pasados los días se creara una costra que caerá por si sola.

Según la zona del cuerpo de la que se trate, este proceso puede demorarse hasta 6 semanas. Los extremos de las extremidades son las partes a las que más les cuesta curarse.

Efectos secundarios de la crioterapia

La crioterapia, como cualquier otro tratamiento, también tiene sus posibles efectos secundarios y nunca esta de más conocerlos:

  • Puede irritar la piel
  • Formación de ampollas
  • Aparición de cicatrices
  • Sangrado de la herida
  • Infección
  • Alteración de la coloración de la piel

Si bien es cierto que los efectos secundarios en este caso son realmente poco frecuentes, siempre hay que tenerlos en cuenta.

Contraindicaciones de la crioterapia para el acné

Bajo ningún concepto intente realizar un tratamiento de este tipo en su casa y sin la supervisión de un profesional. Existen algunas contraindicaciones que debería conocer para saber si es una persona apta para este tratamiento. Esas contraindicaciones son las siguientes:

  • Cardiopatía
  • Alteraciones en la tensión arterial
  • Reumatismos óseos
  • Alteraciones de la sensibilidad en la piel
  • Enfermedad de Raynaud
  • Alergia al frío
  • Urticaria por frío

Si sufre alguno de estos problemas, sería conveniente optar por otro tipo de tratamiento. Será el especialista quien determine qué tratamiento se usará y en qué medida. 

 

 

Leave a Reply